cabecera
















¿Acaso en verdad se vive en la tierra?

No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.
Aunque sea jade, se rompe.
Aunque sea oro, se hiende,
y el plumaje de quetzal se quiebra.
No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.

Netzahualcóyotl de Texcoco




12 de octubre de 2013

Contrario



Entonces lo contrario
es ver en la mirilla
el ojo prisionero sin cerrarse
que tú encuentras dormido
y no puedes saberlo
si su animal escapa de tus labios
hacia las flores
y lentamente el alba te deshoja
con su tacto de seda enmarañada
acompañando al beso.



7 comentarios:

Julie Sopetrán dijo...

Se puede interpretar de muchas formas... Y eso es lo extraordinario de un buen poema. Feliz fin de semana, besos.

ANTIQVA dijo...

Bueno, pues aqui estoy yo, cuando es el alba, y muy desmarañado, por cierto...

Un abrazo, Ío

Taty Cascada dijo...

La necesidad de lo opuesto es un algo misterioso; pero es.
Un abrazo poeta querida.

Antonio Porpetta dijo...

Gracias por tus palabras y un beso desde Madrid.

Leticia dijo...

Ío, el concatenamiento de palabras, signos, para la poeta es una fuente de su creatividad... Para el lector, lo íntimo del poema se multiplica como una analogía del milagro de Jesús con lo panes.
Hoy, para mi, interpreto superficialmente y he llegado a imaginar... un beso mientras él duerme.

Un placer.

Ter Gl dijo...

Me quedo con la intimidad del instante que me provoca una sensación incierta.

Ío dijo...


Muchas gracias a todos, por venir, por las palabras.
Abrazos.

m.