cabecera
















¿Acaso en verdad se vive en la tierra?

No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.
Aunque sea jade, se rompe.
Aunque sea oro, se hiende,
y el plumaje de quetzal se quiebra.
No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.

Netzahualcóyotl de Texcoco




9 de octubre de 2013

La muerte y otro espejo



En este deshojarme frente a ti
no vayas a pensar que soy la rosa
si la rosa deshojo
y la muerte que es bella
otra y en otra vez por dentro
tan a propósito me enciende
los pájaros y los lunares

y no pienses en pieles de naranja
o en cuchillos que rajen
como espadas la mantequilla al sol
que deshojarme así mientras lo piensas
es un deshoje a cierra ojos
como un no ver
o como no mirar
sino más bien tener los dedos
metidos en un frasco de algodones

pero no es como así
y aunque tú y aunque yo
eternos
ni manos ni sirenas
yo te quiero morir
tú me quieres matar

pero digamos sexo
o lo dice el poema
cómo lo dice
cómo lo escribo

porque si me deshojo
es entonces el desnudarme
todo entonces la curva el agua
una mujer un hombre
la muerte y otro espejo.



1 comentario:

JOSH NOJERROT dijo...

Vivir para morir o morir por vivir, aunque tanto monta, monta tanto, no siempre es así y a veces lo olvidamos...