cabecera
















¿Acaso en verdad se vive en la tierra?

No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.
Aunque sea jade, se rompe.
Aunque sea oro, se hiende,
y el plumaje de quetzal se quiebra.
No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.

Netzahualcóyotl de Texcoco




23 de octubre de 2013

Pequeña gota de cielo



Nada importa que el agua
hable de nosotros con la boca llena,
si una ola tan sólo una ola
nos germina en los dedos
y hace crecer una flor
y un beso más allá de los ojos
dónde la arena es el principio
y nuestros labios la vida.

No importa apenas
si en la voz nos florecen algas,
no importa si las rocas se desnudan
y las aristas en los sueños
nos despiertan con sus filos.

Sólo importa un deseo,
un minúsculo soplo en el jardín
de nuestra pequeña gota de cielo.



No hay comentarios: