cabecera
















¿Acaso en verdad se vive en la tierra?

No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.
Aunque sea jade, se rompe.
Aunque sea oro, se hiende,
y el plumaje de quetzal se quiebra.
No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.

Netzahualcóyotl de Texcoco




22 de octubre de 2013

Todo sucede en nosotros



Del aire con la mano
los dedos y los ojos
no se equivocan al verte
en una filigrana de luz.
Acaricio la suavidad de mirarte
y ver aparecer tu sombra
bailando con el espejo de mi pulso
cerca tan de cerca
del dolor como del negro al blanco
y la carne llora en su isla
intangible de deseo.

No te toco
te respiro.

En el profundo sueño de la piel
tus alas recorren la ondulación de mi grito
mundo que me arquea la cintura torturada
hacia el saliente oculto de tu lengua.

Equilibro el temblor de mis vocales,
me duele la garganta de abrazarte sin rozar
la forma desvanecida de tu pecho.

Me ríes, te río,
sonreímos al morir
nuestros cuerpos suicidas
y todo sucede en nosotros
la boca el silencio el desgarro
este sentir eterno de hijos de la niebla
llevándonos, amor, todo a la nada.




Inspirado en "Twins", de Gem Club ...








Espero os guste tanto como a mí, la música, la voz, el video ...



7 comentarios:

Omar enletrasarte dijo...

¡excelente!
saludos

Ío dijo...


Gracias, mi amigo Omar, una alegría que hayas venido.
Saludos para usted.

m.

Julie Sopetrán dijo...

Me ha encantado,Ío... Precioso.

Ter Gl dijo...

Me ha gustando tanto el video y la música cómo el poema. Genial la expresión con palabras de ese "sentir más que la piel". Besos!

silvia zappia dijo...

maravilloso

es bueno visitarte.

abrazo, ío*

Taty Cascada dijo...

Tampoco te toco poeta, pero siento el latido de tu poesía. Siento tu sensibilidad y me refugio en tu desgarro poético.
Abrazos siempre.

Ío dijo...


Julie, Atis, Silvia, Taty, os agradezco la amabilidad de vuestras palabras y que vinierais.
Abrazos y buen día.

m.


(Atis, debido al formato de comentarios de tu blog, me es imposible comentar nada en él. Leerte te he leído, pero en silencio. Gracias, porque me gustó)