cabecera
















¿Acaso en verdad se vive en la tierra?

No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.
Aunque sea jade, se rompe.
Aunque sea oro, se hiende,
y el plumaje de quetzal se quiebra.
No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.

Netzahualcóyotl de Texcoco




31 de octubre de 2013

Tus manos como un mar



En tus manos se puede leer
lo que hacen tus manos
escuchar tus manos
como un mar
y una palabra es otra ola
como cada pequeño mar
sabe en tus manos a cielo
a mano sobre mano
a ola en ola
y no sabe cada ola
que es océano
y se inventa una isla
para hacerse un hueco
en el silencio de la arena
o un arrecife inventado
son tus manos diciendo
haciendo que dicen lo que hacen
no por fuera sino por dentro
como si no supieran lo que dicen
pero hacen y dicen y hacen
y se inventan un silencio en las cosas
como si no dijeran
como si lo dijeran calladas
pero no tus manos
tus manos que hacen y dicen y escriben
las palabras de tus manos.



5 comentarios:

Taty Cascada dijo...

En las manos y en el mar, se lee el nacimiento de la poesía.
Besos poeta.

Julie Sopetrán dijo...

Bellísimo poema, Ío, sin las manos
los versos serían aves... Me encantó tu poema.

Ío dijo...


Gracias, Taty, Julie.
Abrazos y cariños.

m.

Ánima dijo...

Escucho la música al leerlo...suena de fondo, casi imperceptible...

Vaya, Ío...lo has vuelto a hacer.

Cecilia Montoya dijo...

Hola Ío, que bueno que la ventana de los comentarios funciona muy bien! Tu plantilla, ahora funciona a la perfección.
Leyendo varios poemas, se puede advertir, que la imagen del mar es muy recurrente en tu obra. Debes tener una relación muy cercana con él.
Me gusta el juego de palabras entre las manos y el decir - hacer. Esto le otorga muchísima musicalidad. Me gusta el resultado. Un beso