cabecera
















¿Acaso en verdad se vive en la tierra?

No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.
Aunque sea jade, se rompe.
Aunque sea oro, se hiende,
y el plumaje de quetzal se quiebra.
No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.

Netzahualcóyotl de Texcoco




3 de octubre de 2013

Y ya soy yo



Y ya soy yo
sin decirle a la niebla búscame
quien contiene el norte
besándome con la oscuridad.

Lengua en lengua
atrapo de su saliva el origen
y el dolor amanece
espontáneo en la fisura
de cada palabra al revés
en la penumbra salina
de mi nombre en la nada.





1 comentario:

Cecilia Montoya dijo...

Hacía un tiempo largo que no venía por acá...y cuando vine a visitarte, no tenías habilitados los comentarios. Me dió mucha alegría ver que ahora puedo nuevamente, dejarte mi huella. Y qué decirte...me pierdo... me pierdo en las orillas de tus letras, para saborearlas sin pudor alguno, y gozándome simplemente de estar en el aquí y ahora. Bellas letras. Te dejo un beso, desde la otra orilla del océano