cabecera
















¿Acaso en verdad se vive en la tierra?

No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.
Aunque sea jade, se rompe.
Aunque sea oro, se hiende,
y el plumaje de quetzal se quiebra.
No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.

Netzahualcóyotl de Texcoco




14 de noviembre de 2013

Capitulación



Dejo la noche
vencida en mis labios.


Una pregunta se mantiene en mi boca
todas mis bocas son pregunta

Delgada
escribe algo

El límite es un desconocido
otra palabra en la lengua.


No se trata de escoger
esta o aquella

si es ella misma

o su sombra.



8 comentarios:

Cecilia Montoya dijo...

La palabra es intangible, pero cuando se corporiza, tiene entidad por ella misma. Luego la lengua, pone límites. Es un placer pasear por aquí.
Un beso

Ío dijo...


Muchas gracias, Cecilia, me gusta tu comentario; el placer también es mío, me alegra verte por aquí.
Hace mucho que no publicas nada, sabes que me gusta leerte, :)
Un beso para ti.

m.

Ezequiel dijo...

Gracias por pasar por mi blog. Me gustan mucho tus poemas. Te sigo leyendo, un abrazo!

anuar bolaños dijo...

¿Has sentido alguna vez que habitas en un enjambre?

Cecilia Montoya dijo...

Sucede que no tengo mucho tiempo, por cuestiones de trabajo, pero te hago la invitación a mis otros espacios, por si alguna vez quieres curiosear, por allí:
http://cecilia-montoya.blogspot.com.ar/
http://fotogenia-artedigital.blogspot.com.ar/
allí hay algunos escritos e imagenes.
Estuve viendo tus fractales y me encantaron. Tienes una orientación artística en todo lo que emprendes. Me gusta. Un beso

Taty Cascada dijo...

No se eligen las palabras, están. Ellas vienen en cuerpo verbal o a veces en dejos incorpóreos, como ahora.
Besos mi querida poeta.

ANTIQVA dijo...

Yo, en cierta ocasión, visité a una bruja que me vendió algo que permitía que pudiera atrapar a las palabras...

Pero todo quedó en nada. Las palabras, ni con magia, se dejaban atrapar...

No es cosa sencilla, amiga

Un abrazo

Ío dijo...


Gracias a todos.
Abrazos en sábado.

m.