cabecera
















¿Acaso en verdad se vive en la tierra?

No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.
Aunque sea jade, se rompe.
Aunque sea oro, se hiende,
y el plumaje de quetzal se quiebra.
No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.

Netzahualcóyotl de Texcoco




13 de noviembre de 2013

Clausura







Te inclinas a mirar lo que ocurre a tu alrededor,
ves que hay una serpiente enroscada a la letra,
un poco de sangre de ciervo, un poema terminado
en la mente de un suicida,
y lo recorres con el dedo porque está en braille
disimulado entre símbolos y armaduras.

Entras con la saliva pegada al labio,
entras y sales para volver a entrar al ojo
que todo lo mira y no ve nada,
sólo la boca sabe decir espuma, espejo, mar,
cintura, agua salada, pecho, sombra, nombre,
y al final lo cierto se pasea y asusta,
te da un golpe el pájaro
y cae la lágrima en la luz
encerrándote con ella.



[imagen Ángel L.B. (sensenort)]


4 comentarios:

ANTIQVA dijo...

Una lagrima que cae en la luz... Ojala fuese asi siempre, amiga

Un abrazo

Ío dijo...


Gracias, Antiqva.
Abrazos para ti.

m.

Cecilia Montoya dijo...

Sólo dejar fluir lo que la boca quiera decir...No hace falta más.
Nuevamente estoy aquí, disfrutando de tus letras.

Ío dijo...


Eso es, Cecilia, ni más ni menos, lo que ella quiera decir, o lo que intente, o surja o imagine, o lo que sea, :)
Un placer que vengas, siempre.
Muchas gracias.
Un abrazo grande.

m.