cabecera
















¿Acaso en verdad se vive en la tierra?

No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.
Aunque sea jade, se rompe.
Aunque sea oro, se hiende,
y el plumaje de quetzal se quiebra.
No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.

Netzahualcóyotl de Texcoco




21 de noviembre de 2013

El lenguaje es la piedra y su sonrisa



Este lenguaje no se parece a otro,
es una canción de degüello
acosando al difunto antes de morirse
dentro de una bala,
de un tiro
en una película de caballos y dientes,
en la toma falsa
donde el forajido saca su pistola de fogueo
y así todo mata el rojo
la bravura del indio,
la vida de la palabra en el gesto.

Este lenguaje sólo tiene comas,
es una hipérbole de mis ojos,
el cúmulo de la oscuridad
llevada a un idioma de acentos y gerundios
pensantes sin nada en la cabeza,
la expresión de un quebradero
caído del árbol nocturno.

Y la palabra no estudia medicina,
no sabe de cuerpos ni de cadáveres,
no sabe después de decirse en números
si la boca es la suya o un pronombre de huesos
dicta en el aliento la savia
de una hierba urticante,
un retoño de viento en la hoja en blanco
de la araña en su tela.

Este lenguaje no suena a nada, no tiene eco,
la voz si recuerda la sangre
es un ruido destemplado,
lentamente ruido,
lentamente flor indefensa
en la cita con el constante deseo
de olvidarse en la curva de la espada.

Más abajo está el nombre,
ese nombre de temblor y rosas,
y de polvo y apenas luz, y también lo escuchas
sin decirle poema
en el límite escogido por el fuego
para hablar de geografías sobre tu espalda,
sobre tu espalda el musgo
y mi lengua.

El lenguaje es la piedra y su sonrisa,
un texto apuñalado,
maldito,
él y la bruma en el espejo
de mis labios sin atenuante
diciendo esto y diciendo agua
con el íntimo invierno en ciernes
surgido de improviso de la sinestesia
en mis sabores fantasmas y absurdos,
aferrados a mi vientre,
al verso
a mis uñas.

Este lenguaje muerde.
No tiene poesía.


5 comentarios:

g dijo...

El lenguaje es el tacto concerniente a los cueros que arden en una noche fría, sin luna, sin miedo.

Misterio dijo...

Es muy buena tu poesía...

Un beso.

Natàlia Tàrraco dijo...

La palabra dicha sale pronta, la escrita sí sabe y mucho, incluso de esa bala de fogeo,lengüaje piedra que pules hasta afinar, saca chispas osuspiros. Un beso.

Ío dijo...


Muchas gracias por venir y decir, g, Misterio, Natàlia.
Os deseo un buen fin de semana.

m.

Julie Sopetrán dijo...

Surrealista, oscuro, íntimo... y sí, tiene poesía, mucha poesía... Besos.