cabecera
















¿Acaso en verdad se vive en la tierra?

No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.
Aunque sea jade, se rompe.
Aunque sea oro, se hiende,
y el plumaje de quetzal se quiebra.
No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.

Netzahualcóyotl de Texcoco




26 de noviembre de 2013

El salto a mí



Del poema qué sé,
de ese poema que es poema a medias
que medio te escribe todo en maraña
y todo te escribe en su mitad
entendido todo y poema
entendida que soy mujer
con poema medido hacia arriba
y desde abajo los pies
poema hasta la guerra en el labio
al pronunciarlo todo con poema
de dios y poema de besoherida
y de carne en el santo poema
lloviendo poema de agua
como si siendo poema no mojara
y el poema fuera una cosa sin significado
una cosa-sílaba sin nombre
el poema de sí mismo o un sintagma
y nada más sé
en esta postura inmóvil de poema
ensayando del poema
el salto a mí.



6 comentarios:

Julie Sopetrán dijo...

y todo por ser poema... y pronunciarlo, y saberlo, y sentirlo... por eso, en ti, el poema.

Taty Cascada dijo...

Y nace de ti, porque vive en tus emociones poeta. Si llueven versos de agua y las sílabas se pierden en las metáforas es porque eres tú en ellos mi querida Ío.
Abrazos siempre.

Mercedes Ridocci dijo...

"ensayando" el poema: salto a mí.
Así es: el poema nos encuentra.
Poema que invita a la reflexión del hacer poético.
Un abrazo y gracias por leerme.

Ío dijo...


Gracias, Taty, Julie, Mercedes.
Abrazos.

m.

Cecilia Montoya dijo...

Y vivir, ya es sinónimo de poema. La vida misma, es poema y como tal, puede ser una maraña de escritura...eso es lo más interesante!. Besos

Ío dijo...


Y hay que tratar de desenmarañarla mientras se vive.
Muchas gracias, Cecilia,eres muy amable siempre.
Besos.

m.