cabecera
















¿Acaso en verdad se vive en la tierra?

No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.
Aunque sea jade, se rompe.
Aunque sea oro, se hiende,
y el plumaje de quetzal se quiebra.
No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.

Netzahualcóyotl de Texcoco




27 de noviembre de 2013

El tiempo en blanco



Es dentro de este tiempo en blanco
donde los ríos crecen, y el agua se evapora
recorriendo tus manos.
Como si fueran nubes las palabras se mezclan
y renace en la lluvia
una boca distinta.

Tus labios con mis labios iluminan las nieblas.
Ya siento en mí la luz, ya siento en mí tus ojos,
y en la noche los cuerpos se engarzan a sus sombras.

En la inminencia del amanecer
cuando tan sólo un pájaro despierta
yo imagino otro mundo debajo de tus iris,
uno de rosas leves, sin piedras y sin sangre,
un mundo a la medida de una lágrima,
a la del beso
cobijado en tus venas.












video
Música: Complexystems: Afterday Del cd Into the darkness, lostfrontier.org









7 comentarios:

Julie Sopetrán dijo...

Magistral... quiero decir lo que se hace con maestría que abarca el sueño y la ternura... Mi felicitación.

Cecilia Montoya dijo...

Un tiempo en blango, donde se engarzan sombras, los labios se buscan mutuamente y existe un mundo rosas a la medida de un beso...es un mundo donde la eternidad se torna majestuosa. Yo también busco mi tiempo en blanco...hermoso! Deduzco que es tu voz, verdad? Un beso

Cecilia Montoya dijo...

Perdón Ío, pero acabo de ver que hay un error de tipeado...quise decir "blanco". Por escribir rápido, tipeo cualquier letra, jeje.

Miguel Ángel W. Mawey dijo...

Escribe... para que yo exista. Besos

Ío dijo...


Gracias, Julie, mi querida amiga, pero no me digas eso que me dejas temblando y perdida.
Un abrazo de buenas noches, grande grande para ti.

.

Ve por tu tiempo, Cecilia, sabrás cual es cuando lo sientas.
Es mi voz, sí.
Te entendí bien, también a mí se me suelen ir los dedos, no releo y sale lo que sale, algunas veces ininteligible, :)))
Gracias, y abrazos.

.

Mi querido amigo, Miguel Ángel, sabes que sí.
Tú existes.
Gracias, me alegra que te acercaras.
Besos.


m.

Ánima dijo...

Sencillamente inmenso, Ío...sin más.-

Ío dijo...


Un poco bastante más pequeño, mejor que mejor, lo inmenso es sencillamente demasiado inmenso.
Gracias, Enrique.
Buen día, :)

m.