cabecera
















¿Acaso en verdad se vive en la tierra?

No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.
Aunque sea jade, se rompe.
Aunque sea oro, se hiende,
y el plumaje de quetzal se quiebra.
No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.

Netzahualcóyotl de Texcoco




4 de noviembre de 2013

Me espera en la noche



Algo ha cambiado
de repente el aire
no se puede respirar
no hay oxígeno en la altura nevada.
El trueno inunda los lagos
los vientres se han roto en silencio
y la órbita se colma de piedras de río
que no saben cantar.
Algo me espera en la noche
una sombra una niebla
una bruma de dolor
asciende con sus puñales piel arriba
del tobillo a la cintura
de la cintura al cuerpocorazón
envolviendo su carne con fantasmas
de lluvia y caricias de arena.

Alguien hay dentro de mí
y sus ojos no me dejan de besar.



2 comentarios:

ANTIQVA dijo...

Amiga, el final del poema me ha dejado sin aliento...

Magnifico

Un abrazo

Ío dijo...


Gracias, Antiqva.
Abrazo para ti.