cabecera
















¿Acaso en verdad se vive en la tierra?

No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.
Aunque sea jade, se rompe.
Aunque sea oro, se hiende,
y el plumaje de quetzal se quiebra.
No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.

Netzahualcóyotl de Texcoco




6 de noviembre de 2013

Una sangre inmensa corre como el fuego



Y es al decirlo
una sangre inmensa
y corre como el fuego
-como una muerte vacía

estoy en los árboles que quedaron
lejos
allí donde abrazarme entre las hojas
fue ceniza de mis sustantivos.

Estoy como si fuera
dentro del puño
el mismo puño herido que contiene el ojo
y me abrazo ardiendo.



3 comentarios:

Leticia dijo...

El lenguaje simbólico de la poesía escrita, es una concatenación de sentimientos que conforman un testimonio de la visión del escritor-poeta. Un placer adentrarme en tu escritura a través de mi sensibilidad frente a la tuya. Un abrazo fuerte Ío.

BEATRIZ dijo...

El efecto de refractarse en sí mismo o en una parte de sí mismo está bien logrado.

Un placer conocer tu espacio.

Saludos!!

ANTIQVA dijo...

Todo un mundo interior el que nos brindas con tus palabras, Ío

Un abrazote