cabecera
















¿Acaso en verdad se vive en la tierra?

No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.
Aunque sea jade, se rompe.
Aunque sea oro, se hiende,
y el plumaje de quetzal se quiebra.
No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.

Netzahualcóyotl de Texcoco




17 de enero de 2014

Bruma



Hay días que son bruma
días en los que el viento
permanece en las manos
-imposibles-
con un eco imposible y suena
y te toca y se agrieta y todo
es ese viento

soplando bruma
entre los dedos y la oscuridad
y la noche se engaña con el día
y de pronto un poema
es un dibujo tierno
o es una espada
y decides mirar el filo
la dulzura del trazo

la boca que lo besa
y habla de mar y amor y de horizontes
este aliento que duerme
conmigo en la palabra y en la bruma.



1 comentario:

Ezequiel dijo...

Me gustó mucho tu poema Ío, un abrazo!