cabecera
















¿Acaso en verdad se vive en la tierra?

No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.
Aunque sea jade, se rompe.
Aunque sea oro, se hiende,
y el plumaje de quetzal se quiebra.
No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.

Netzahualcóyotl de Texcoco




24 de enero de 2014

Caer



Sujetar los pronombres al poema
aislarlos
en un nosotros débil, suave
intentar la palabra
decirnos
con algo entre los labios
resbalar hacia dentro
los vientres indivisos
y en la caída
con las bocas
sangrarnos.




1 comentario:

Julie Sopetrán dijo...

Me gusta mucho. Un buen poema.