cabecera
















¿Acaso en verdad se vive en la tierra?

No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.
Aunque sea jade, se rompe.
Aunque sea oro, se hiende,
y el plumaje de quetzal se quiebra.
No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.

Netzahualcóyotl de Texcoco




4 de enero de 2014

El niño muerto



El niño muerto tiene un pie
en el olvido,
tiene una sombra escrita
en una rama rota
y no la mueve el viento.

El niño muerto es como un liquen,
tiene en la frente un alga,
en los ojos no tiene más que oscuros
cantos de cuervos,
restos de la ceniza.

Al niño muerto solo sólo le sueña un loco,
le toca cuando sangra, le grita en el vacío
dónde encuentro tus huesos,
dónde te asfixias,
dónde puedo decirte
te quiero
niño muerto, en qué lápida tus manos
no son difuntos.

Mi triste niño muerto
en qué boca estás vivo.



3 comentarios:

Gabriel Capó Vidal dijo...

Hola Io
Te deseo que esta año y muchos más seas feliz sí esto se puede

Que tu poesía nos siga deleitando

Si que llorado con tu poema

Yo tengo un niño muerto

Me atreví a ponerle una interrogacion a esta estrofa
Recibe mi cariño y un abrazo. Gabriel

Al niño muerto solo sólo le sueña un loco,
le toca cuando sangra, le grita en el vacío
¿dónde encuentro tus huesos,
dónde te asfixias,
dónde puedo decirte
te quiero
niño muerto, en qué lápida tus manos
no son difuntos?

Julie Sopetrán dijo...

Tiene muchas lecturas este poema,Ío, y como diría Lorca, "todas las tardes en Granada se muere un niño" me hiciste recordar su poema: Gacela del niño muerto.

"Los muertos llevan alas de musgo.
El viento nublado y el viento limpio
son dos faisanes que vuelan por las torres
y el día es un muchacho herido."

En todo poema queda el misterio de la vivencia. Un beso y felices Reyes.

ñOCO Le bOLO dijo...


Muy
muy
muy duro
Para hacer asomar la lágrima

Mi triste niño muerto
en que boca estás vivo?
también le añado una interrogación.

· un beso

· CR · & · LMA ·