cabecera
















¿Acaso en verdad se vive en la tierra?

No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.
Aunque sea jade, se rompe.
Aunque sea oro, se hiende,
y el plumaje de quetzal se quiebra.
No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.

Netzahualcóyotl de Texcoco




14 de enero de 2014

En la palabra noche



Se va contigo el verso
-antes de que yo llegue
y me alcance la mano de la huida-

se va.
Váyase hasta tus labios no la piedra
no el reloj ni la herida
sólo los dientes y su mordedura
o un bocado en tu lengua
si al devorar la sangre

es entonces el sueño
como un sueño en el sueño
ajeno a la mirada de los peces
fuera del agua
tan azul al mirarte

cuando duermes en tu sonrisa
callando dime
dime con el silencio en este ruido
-en la palabra noche-
o dime si estás sólo

-o solamente solo-
cuando ruge la luz y el trueno
nombra las cicatrices
de tus ojos si gritan
como muriendo en una muerte lenta
tan lentamente vivos

suaves lloviendo.



1 comentario:

Julie Sopetrán dijo...

Como un sueño en el sueño
En esta conjugación de la vida que es la muerte. Sentido poema Ío. Un fuerte abrazo.