cabecera
















¿Acaso en verdad se vive en la tierra?

No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.
Aunque sea jade, se rompe.
Aunque sea oro, se hiende,
y el plumaje de quetzal se quiebra.
No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.

Netzahualcóyotl de Texcoco




24 de enero de 2014

Haiku








Atardecía,
las flores del cerezo
se sonrojaban.




Otro que olvidé en la última primavera,
cuando los árboles no necesitaban soñar,
florecían


~haiku 172~





1 comentario:

Julie Sopetrán dijo...

Hermosísimo.