cabecera
















¿Acaso en verdad se vive en la tierra?

No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.
Aunque sea jade, se rompe.
Aunque sea oro, se hiende,
y el plumaje de quetzal se quiebra.
No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.

Netzahualcóyotl de Texcoco




2 de enero de 2014

La alteración de los regresos




El movimiento te lleva y se va,
no malinterpretes su huida
ni las razones de la habitación
cuando se llena de balas y el tiro
rebota en la pared
que te sirve de espejo.
Al mirarte te tapas y te ocultas
en la estación de la salida
dispuesta a regresar por el camino
de la entrada con algo entre las manos,
y vuelves, suavemente,
al génesis de las horas azules
como un pájaro al éxodo.



1 comentario:

Julie Sopetrán dijo...

Fascinante... el título. Un placer leerte. Felices Reyes!