cabecera
















¿Acaso en verdad se vive en la tierra?

No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.
Aunque sea jade, se rompe.
Aunque sea oro, se hiende,
y el plumaje de quetzal se quiebra.
No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.

Netzahualcóyotl de Texcoco




27 de febrero de 2014

Al principio








Al principio un beso
como si fuera el origen
y todo partiera de él,
incluso la sal de todas las aguas
turbulentas en el pecho.
Al principio no hubo piel,
el cosmos no existía, no existía nada
y la propia ausencia
era una costilla de dios.
Al principio sólo fue silencio,
sólo aire, apenas un viento débil,
y fuimos tú y yo.

Al principio la oscuridad,
después tuvimos que creer en la luna
y nos crecieron en los ojos las mareas.

Muy al principio.
Siempre nos besó el mar.








2 comentarios:

tecla dijo...

Al principio un beso y después todo lo demás.
El caso es que no estoy demasiado segura dado el percal que nos rodea.

Cecilia Montoya dijo...

Al principio fue (es) el amor y después todo lo demás. Hermoso paralelismo con el beso. Me parecen unas letras profundísimas. Un placer, la música elegida para el post. Te dejo un beso