cabecera
















¿Acaso en verdad se vive en la tierra?

No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.
Aunque sea jade, se rompe.
Aunque sea oro, se hiende,
y el plumaje de quetzal se quiebra.
No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.

Netzahualcóyotl de Texcoco




18 de febrero de 2014

 







Lo demás es silencio.







2 comentarios:

tecla dijo...

El silencio de la muerte.
Qué dolor.

Cecilia Montoya dijo...

Se puede hacer poesía con la imagen, cuando ésta es tan fuerte, que te remueve las vísceras. Un beso