cabecera
















¿Acaso en verdad se vive en la tierra?

No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.
Aunque sea jade, se rompe.
Aunque sea oro, se hiende,
y el plumaje de quetzal se quiebra.
No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.

Netzahualcóyotl de Texcoco




31 de marzo de 2014

Son las tres en los ojos



En este extremo nadie me conoce.
puedo esperar que vengas
y después huyas.
no importa, la verdad, no importa
si escondes la cabeza en agua
o yo misma me doy
por perdida entre los dibujos de mis andares.
Ha caído la noche, son las tres en los ojos.
sé que llego muy tarde,
un sol sin huellas hace tiempo
tiembla en mis manos como si fuera arena.
He comenzado a herir
tu boca con tus labios.




4 comentarios:

Taty Cascada dijo...

Mi poeta de sueños, de evasiones y elevaciones, solo tú dominas el Arte surrealista de la poética. ¡Cómo aprendo de ti y de nuestra querida Julie!.
Besos.

tecla dijo...

No me importa si hieres mi boca con mis labios. Son las tres en tus ojos.
Las cuatro en mi mirada y una lechuza acecha
por si me pierdo
por si te pierdes en mi, en ti, en esta habitación donde todos los besos están desparramados en el suelo.
Quiero velar tu sueño por si acaso.

Amando García Nuño dijo...

Sabemos que llegamos tarde a menudo. ¿Habrá cambio de hora también en los ojos donde nos miramos?

Ánima dijo...

Se puede saber de dónde sacas tanta poesía...???