cabecera
















¿Acaso en verdad se vive en la tierra?

No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.
Aunque sea jade, se rompe.
Aunque sea oro, se hiende,
y el plumaje de quetzal se quiebra.
No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.

Netzahualcóyotl de Texcoco




12 de abril de 2014

Entre palmeras



Le diagnosticaron osteoporosis semántica,
el médico recomendó dieta estricta
a base de leche condensada y queso puro de oveja.
También que no dejara de hacer agujeros en las paredes,
que siguiera con sus dedos arrancando trocitos de cal
cuando nadie subía las escaleras
y los rellanos se hallaran vacíos.
Y los tiempos pasaron casi invisibles,
plantó manzanos y eucaliptos,
tuvo un hijo y los huesos lloraban trémulos
por la disposición de las espinas.
Alguna vez una jeringuilla, un goteo ocasional,
le permite refugiar verbos entre palmeras.




No hay comentarios: