cabecera
















¿Acaso en verdad se vive en la tierra?

No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.
Aunque sea jade, se rompe.
Aunque sea oro, se hiende,
y el plumaje de quetzal se quiebra.
No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.

Netzahualcóyotl de Texcoco




8 de abril de 2014

Es sólo esto


No es nada y es apenas todo.
Es infinito.
Es como morderte mientras
mis manos disipan alucinaciones
y te digo que te estés inmóvil,
que no sonrías porque es de noche
y tengo la piel de gallina
llena de cuervos por dentro.
Es sólo esto, y es tan sencillo
como reclamarte a horas inoportunas
y de ciegos después de ocuparme
de mi propia sombra,
de hacerle una mortaja
y esconderla en un pozo.
Es allí donde renuncio a moverme,
los picos negros asaltan mis ojos
y los estigmas regresan a buscarme.

Si pudiera hablar como las fresas
me volvería roja de repente
mientras tú me miras
y lo infinito nos remuerde.











Música: Fragmento de Fok
Ólafur Arnalds








5 comentarios:

Leticia dijo...

Mas allá de seguir en hilo interior de su estructura, se percibe una nostalgia de luz, al fin y al cabo a la sombra hay que ... hacerle una mortaja y esconderla... ¿cómo todo? Un abrazo luminoso Ío.

Darko Wiggin dijo...

Me atrapaste en metáforas que no sé si me volvieron rojo o negro, no sé si me erizaron de sensaciones o de miedos, no sé...

Taty Cascada dijo...

Habitas un mundo tan rico en recursos literarios, que simplemente contigo poeta, hay que dejarse llevar por la imaginación.
Abrazos todos.

Julie Sopetrán dijo...

Me recordaste el cuadro de El Bosco en el Museo del Prado... La piel de gallina, los cuervos, las mortajas, los pozos... La última estrofa lo convierte todo en Delicia... Eres increíble, Poeta. Lograste un gran poema.

Lunna dijo...

Me miro en tus letras que despiertan en mi piel sensaciones de sentirte cerca y a la vez infinita.
Siempre es un placer disfrutar de la belleza y elegancia de tus letras.

Aprovecho también para darte las gracias por tus amables palabras y tu compañía en estos días que se cumplen cinco años de mi blog y de mi andadura por este mundo de los blog.

Besos.

Lunna.