cabecera
















¿Acaso en verdad se vive en la tierra?

No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.
Aunque sea jade, se rompe.
Aunque sea oro, se hiende,
y el plumaje de quetzal se quiebra.
No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.

Netzahualcóyotl de Texcoco




12 de abril de 2014

Es tan sencillo amarte



Hoy mis ojos te llaman.
Se ha oscurecido el horizonte
y es mía la inmensidad de este hueco
donde palpita una rosa estéril.
Si me amaras con todas mis heridas,
amor mío, si al esperarte
el tiempo fuera nuestro
y la savia de un árbol recorriera
las arrugas de nuestros labios,
mañana o quizá siempre
mi cuerpo se confunde con el agua.
Es tan sencillo amarte.




No hay comentarios: