cabecera
















¿Acaso en verdad se vive en la tierra?

No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.
Aunque sea jade, se rompe.
Aunque sea oro, se hiende,
y el plumaje de quetzal se quiebra.
No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.

Netzahualcóyotl de Texcoco




23 de abril de 2014

 



No está la mano para verbos
después de recontar lentejas
y equivocar sus números.
Pienso en la mano y en las cifras
ausentes de los dedos.
Pienso en los líquidos
y en las lentejas puestas a remojo
en la cazuela al fuego.
Pienso en la mano
pienso con ella
con sus palabras
y está donde la pienso.




No hay comentarios: