cabecera
















¿Acaso en verdad se vive en la tierra?

No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.
Aunque sea jade, se rompe.
Aunque sea oro, se hiende,
y el plumaje de quetzal se quiebra.
No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.

Netzahualcóyotl de Texcoco




23 de abril de 2014

Poema



De dónde salen los mosquitos,
¿es del poema
o de aquel agua sucia?
porque el poema se corrompe
y el agua es verde
y todo se confunde
antes de tener alas
las larvas, antes de iniciar el vuelo
los sinos de sus plumas.

De dónde viene el ruido de las moscas,
de dónde los runrunes de las letras.
Qué forma puedo darle a la crisálida
y no sea su aspecto el de la piel
de tus labios sobre mi boca,
qué insecto en su agonía
pugna por avanzar hasta mi ombligo
si apenas en mi sombra
la noche se desliza paralela
a la muerte de un pez en el océano.

De dónde vuelve el humo,
el polvo de la mariposa,
de dónde el corazón del animal
regresa para ser un sueño
y oscurecer el agua en que me mira
a través del espejo del poema.




1 comentario:

Julie Sopetrán dijo...

Todo viene de allí donde tú habitas: La Poesía. Me gustó mucho tu poema, Ío.