cabecera
















¿Acaso en verdad se vive en la tierra?

No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.
Aunque sea jade, se rompe.
Aunque sea oro, se hiende,
y el plumaje de quetzal se quiebra.
No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.

Netzahualcóyotl de Texcoco




26 de abril de 2014

Una mujer es un planeta



Una mujer es un planeta de agua
y va a ver llover en el espacio.
Tiene abrazada la boca a sus costillas,
su piel es una colmena de esporas,
su lengua una colonia de algas.
Una mujer tiene una silla para sentarse
dentro de ella, una silla incómoda
con respaldo de costuras y asiento de palabras.
Y se sienta sólo los días de diluvio
cuando entre la lluvia cae alguna otra cosa
en la red que permanece húmeda en sus ojos.
Sin hacer ruido ni equivocarse de torrente
una mujer salta rápido de orilla a orilla,
salpica verbos en los márgenes ocultos de la nada.

Una mujer es un planeta,
mira sus pies líquidos,
las frases del agua.





1 comentario:

Taty Cascada dijo...

Cada mujer, es un planeta desconocido que habita constelaciones lejanas. Algunas son de agua, otras de sólida roca, incluso existen las de fuego eterno. (Las menos habitan entre las nubes).
Una mujer, cada mujer querida poeta, es un mundo desconocido...
Abrazos siempre mi querida amiga.