cabecera
















¿Acaso en verdad se vive en la tierra?

No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.
Aunque sea jade, se rompe.
Aunque sea oro, se hiende,
y el plumaje de quetzal se quiebra.
No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.

Netzahualcóyotl de Texcoco




10 de mayo de 2014







Resulta peligroso
el mar en el oeste
cuando te sientas a mirarlo
con una sombra que se alarga
detrás de ti.
Si asciendes con las olas
el agua te traspasa el corazón
y se vuelve de jade.

El prisionero de la luz
arroja el fuego eterno
sobre las huellas en la playa.
Una nube se moja en el poniente.

Me aleja con el viento este mirar
hacia la altura del camino blanco.





No hay comentarios: