cabecera
















¿Acaso en verdad se vive en la tierra?

No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.
Aunque sea jade, se rompe.
Aunque sea oro, se hiende,
y el plumaje de quetzal se quiebra.
No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.

Netzahualcóyotl de Texcoco




13 de mayo de 2014


No buscar nunca lejos
tu piel en otra sombra.
Cuando la mía es gris
no tengo aquí el paisaje
y conmigo se viene
la larga oscuridad
a hacerme compañía.

Como un niño llorando
la negrura hace huecos
en mi garganta,
se me adormece, se me aflora
y ya nada tiene matices.


No dañar de los nombres
las iniciales de sus ojos.
Cada definición es una sílaba.

La transparencia no deja señales
cuando los ríos agitan sus alas.





2 comentarios:

Leticia dijo...

La advertencia
La compañía
La negrura
Sin habla
Sin matices
La advertencia
La certeza
La transparencia

Amando García Nuño dijo...

Se puede estar tan bien, en esa penumbra que adormece...
Abrazos, siempre