cabecera
















¿Acaso en verdad se vive en la tierra?

No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.
Aunque sea jade, se rompe.
Aunque sea oro, se hiende,
y el plumaje de quetzal se quiebra.
No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.

Netzahualcóyotl de Texcoco




5 de mayo de 2014

Poema



Perdona si me alejo
y en una ausencia predecible
hago de los grises mi cama.
Perdona si en las flores,
en cada rosa, menguo
y como el humo del rocío
desaparezco en una hoja.
Perdona si en mis uñas
la tierra es casi la palabra,
si un claroscuro se me rompe
a mitad de camino de los labios.
Perdóname el destino y sus heridas,
esta boca de invierno,
perdona que te quiera
mi amor, hasta que sangres.





No hay comentarios: