cabecera
















¿Acaso en verdad se vive en la tierra?

No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.
Aunque sea jade, se rompe.
Aunque sea oro, se hiende,
y el plumaje de quetzal se quiebra.
No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.

Netzahualcóyotl de Texcoco




16 de junio de 2014

He despertado al sol








He despertado al sol para llegar contigo
al escondite donde la palabra
es un albatros
y alada sobrevuela el mar
añorando sus lejanías
de azul y arena.

Tu mano con mi mano
siembra en las olas un refugio
para cobijar nuestro amor de sangre.
Las pieles se desnudan bajo el agua
y se beben dentro del beso,
en la intimidad de las algas.

Una caricia, un soplo de tus labios
y en mi boca naufraga un pez de sueños
del color de la luna llena.

Sonríes y una luz se asoma a mi sonrisa.
Somos dos ríos, dos voces a solas
amándonos en el origen
del alba del océano.





No hay comentarios: