cabecera
















¿Acaso en verdad se vive en la tierra?

No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.
Aunque sea jade, se rompe.
Aunque sea oro, se hiende,
y el plumaje de quetzal se quiebra.
No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.

Netzahualcóyotl de Texcoco




25 de junio de 2014

Manualidades



Estoy aquí muriéndome a ratos,
y uso los dedos,
uso las manos para deshacerme
los motivos y la lengua sombría
confiada de encontrar entre el desecho
alguna razón no venidera, más blanca,
carente de preguntas de ojos desolados.
A morirme a ratos vengo con las uñas
limpias de tierra y yo serena,
porque lo estoy cuando amanece
y no hay sol para una nube ni hay noche
cegada en el último aliento de la memoria
si su voz respiro al matarme
dentro de su propia saliva.
A ratos estoy muerta
y no sintiendo nada lo siento todo.
A ratos parezco viva
y los cuervos se me suben a los labios
a decirme –muy bajito- dos o tres locuras
antes de soñarme en la inocencia
de una palabra suicida.
Uso las manos y los dedos
para morirme muy despacio
y antes de morir la boca
se convierte en pronombre de arena.





No hay comentarios: