cabecera
















¿Acaso en verdad se vive en la tierra?

No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.
Aunque sea jade, se rompe.
Aunque sea oro, se hiende,
y el plumaje de quetzal se quiebra.
No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.

Netzahualcóyotl de Texcoco




6 de junio de 2014

Para el amor









Para el amor
la sangre, el agua y una guerra.
No más que dos palabras o ninguna.

Entrar y abrazarse al abrazo
de las simas calladas,
hacerse con la brújula de fuego
una piel y habitarla estando en ti
un poco la muerte, un poco la vida.

Así el deseo, así se aúlla
enarbolando el alma
todos sus gritos en el trueno.

Para mi amor tu amor en elegía,
mi amor para la tuya se disuelve sin juicio,
y una punta de flecha,
y su dolor desnudo.

Para tu amor, amor,
la rosa ardiendo dentro de su hoguera.






2 comentarios:

Julie Sopetrán dijo...

Hermosísimo poema de amor y la foto, preciosa. Un abrazo.

Julie Sopetrán dijo...

El video, Vivir de sed, me ha parecido muy muy hermoso. Felicidades a los autores. Tu poema sublime.