cabecera
















¿Acaso en verdad se vive en la tierra?

No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.
Aunque sea jade, se rompe.
Aunque sea oro, se hiende,
y el plumaje de quetzal se quiebra.
No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.

Netzahualcóyotl de Texcoco




17 de julio de 2014

Me amas en el norte



Esta luz impronunciada,
arista, verso
insuficiente de las manos
líquida en nuestra oscuridad radiante
tan esporádica del frío
de los accidentes de guarecernos
dentro del uno el otro
y enfermar los desnudos
despacio de las sombras
aprendidas de los incendios.
Este sol amorfo
absurdo en la rareza de los labios,
tú tanto brillas
yo también siento
el alba equidistante
tú claridad
mientras el agua se me niega
con idiomas de curso improductivo
y el verano es diferente, una rosa.
Una noche, una lágrima
imperfecta, esta antorcha de silencio
y de pronto te amo
me amas en el norte.





No hay comentarios: