cabecera
















¿Acaso en verdad se vive en la tierra?

No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.
Aunque sea jade, se rompe.
Aunque sea oro, se hiende,
y el plumaje de quetzal se quiebra.
No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.

Netzahualcóyotl de Texcoco




4 de agosto de 2014

Hay sangre en el poema



Hay sangre en el poema,
sangre que calza y viste la metáfora,
los símbolos, y parece la muerte
o todas las pequeñas muertes
de un cuerpo que no acaba de morirse
y apenas se entretiene declarando
que la muerte no tiene coartada
porque hay muertos que mueren
a pesar de su propia muerte
en otro cuerpo que al morir no muere
ni se desangra
pero sí flota dentro de su vientre
una gota de sangre y un poema.
Un enjambre de muertes
y en cada una los muertos con su piel
de alegoría y lágrima.





3 comentarios:

ANTIQVA dijo...

Guau, veo los comentarios abiertos...

Aprovecho para dejarte un fuerte abrazo y desearte un verano feliz...

Como me alegro de poder hacerlo...

Ío dijo...


Gracias por tus visitas y comentarios, Antiqva, igualmente un abrazo para ti, y feliz verano.

m.

Ánima dijo...

De tanto morir, no muero, que si de muerte me enfermo no estaré para mi entierro.

Me sumo al comentario de Antiqva y sonrío al hacerlo. :)

Besito