cabecera
















¿Acaso en verdad se vive en la tierra?

No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.
Aunque sea jade, se rompe.
Aunque sea oro, se hiende,
y el plumaje de quetzal se quiebra.
No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.

Netzahualcóyotl de Texcoco




13 de agosto de 2014

Últimamente me encierro y no salgo







Últimamente estoy hablando en sueños.
No necesito pellizcarme los ojos,
todo permanece en esa mariposa
que aletea los labios
mientras el sol los alcanza
y se sumerge en sus heridas.
Una cicatriz no es un bordado
ni tiene alegres colorines,
es tan sólo una línea de fuego
por donde se entra a hurtadillas
para venir a morirse con los peces
y la sangre o sentir otra boca
lamiendo el ombligo.
De un tiempo para acá nada en mí es cierto
o lo es al menos la dulzura de saberme
desatada y a la vez llena de nudos,
es cierto todo y desenlazo poemas
y me despeino detrás de los biombos
donde ocultar mi desnudez está bien visto
y nadie viene a echarme un perro
o de la casa que me habita
cuando el humo me llega en señales
y la piel no tiene otra forma de abrirse
y enseñar su contenido.
Últimamente me encierro y no salgo,
me rodeo de paraguas para mantener
tu sombra en mi sombra muy adentro.






1 comentario:

Nahuel dijo...

como siempre bello. Y mas, despues de un tiempo sin venir.

Saludos, Nahuel.