cabecera
















¿Acaso en verdad se vive en la tierra?

No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.
Aunque sea jade, se rompe.
Aunque sea oro, se hiende,
y el plumaje de quetzal se quiebra.
No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.

Netzahualcóyotl de Texcoco




13 de mayo de 2014

Haiku







Al despertar,
un arrullo de tórtola,
enamorada.



(Fotografía cortesía de Julie Sopetrán)

~haiku 192~



2 comentarios:

Julie Sopetrán dijo...

Gracias Ío, le queda lindo a tu hermoso haiku... Besos.

Ánima dijo...

... :)