cabecera
















¿Acaso en verdad se vive en la tierra?

No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.
Aunque sea jade, se rompe.
Aunque sea oro, se hiende,
y el plumaje de quetzal se quiebra.
No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.

Netzahualcóyotl de Texcoco




9 de septiembre de 2014

Mezcla



El humo
qué importa el humo
en esta verticalidad de sabores.
Me bastaría un verbo
para atragantar tu saliva
en mi garganta,
hallarte en la pequeña lumbre
de mí bajo los pinos.

Entendería que la noche
en soledad me abre sus puertas.
Aprendería el humo a conocer el agua,
a mezclarse en lo frágil.




2 comentarios:

Darilea dijo...

volátil hasta llegar al día.
Besitos Ío

Leticia dijo...

Juego de analogías que has vuelto poesía.Besos Ío