cabecera
















¿Acaso en verdad se vive en la tierra?

No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.
Aunque sea jade, se rompe.
Aunque sea oro, se hiende,
y el plumaje de quetzal se quiebra.
No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.

Netzahualcóyotl de Texcoco




8 de septiembre de 2014

Poema



Lo más difícil no es mirar la mano y verlo,
lo es darle la vuelta,
leer entre líneas
y encerrar cualquiera palabra que se sienta sola.
             [Hacerle un hueco en el puño
             y apretarlo con ahínco
             para que la uña se marque
             y el envés no cicatrice]
No es difícil girar el cuello trescientos sesenta grados
o asomarse a los agujeros
que se desnudan no a medias
sino hasta parecer vacíos.




2 comentarios:

Leticia dijo...

Puerta abierta... ¿qué es el poema? ¿cómo definirlo? Es un laberinto en el éter querida amiga, ni girando noventa grados el cuello podremos alcanzarlo, aunque quizá en el camino logremos empaparnos de su esencia. Un abrazo querida Monserrat.

Ánima dijo...

Lo más difícil es llegar a poseerlo, aun tuyo, y no verlo partir hacia Dios sabe qué sitio sin poder hacer nada por evitarlo...

Lo más difícil es no disfrutar cada vez que me vengo aquí, a tu casita a leer tus cosas... :)

Beso.