cabecera
















¿Acaso en verdad se vive en la tierra?

No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.
Aunque sea jade, se rompe.
Aunque sea oro, se hiende,
y el plumaje de quetzal se quiebra.
No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.

Netzahualcóyotl de Texcoco




24 de septiembre de 2014

Sucedía



Anoche me soñé dormida entre las algas.
Me peinaba al caer el sol
el agua oculta de la niebla
y tu nombre me recordaba.

Volvía con la oscuridad
el suspiro a la boca
como un otoño sin colores
y simplemente sucedía
que llorábamos juntos.



3 comentarios:

Omar enletrasarte dijo...

los versos en otoño
son nostalgia melancólica
saludos

Carmela dijo...

Y sin embargo, el otoño tiene hermosos colores...

Un beso grande.

ANTIQVA dijo...

Anoche me soñé dormida entre las algas...

Guau, que arranque tan bello...

Otro abrazo, amiga