cabecera
















¿Acaso en verdad se vive en la tierra?

No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.
Aunque sea jade, se rompe.
Aunque sea oro, se hiende,
y el plumaje de quetzal se quiebra.
No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.

Netzahualcóyotl de Texcoco




25 de octubre de 2014

Decirlo



Cuando miro el viento sé que él me mira a mí,
sus ojos incapaces de verme y el amor
es una piedra en la mirada
del tamaño de tu sombra.
Una rosa y su pequeño diccionario de tres sílabas
saben decirlo mejor que yo.



3 comentarios:

Julito Chés dijo...

No sabemos nombrar ese perfume y nos las damos de poetas.

Buen fin de semana, si es que comenzó algún día.

Carmela dijo...

Pocas palabras que encierran un universo entero. Y el viento, siempre el viento...
Un beso y cariños, Ío.

Ánima dijo...

La sombra sabe porque siente...

Un beso, Ío