cabecera
















¿Acaso en verdad se vive en la tierra?

No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.
Aunque sea jade, se rompe.
Aunque sea oro, se hiende,
y el plumaje de quetzal se quiebra.
No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.

Netzahualcóyotl de Texcoco




27 de octubre de 2014

Espacios




El lugar no es el tiempo y no existe su recorrido
fuera de la casa sin nosotros.


La imagen en el ángulo es una mariposa clavada y convertida en espejo,
su respiración se interrumpe y es mi refugio la herida
de la sangre de tu lengua golpeando en la carne corazón.


Asfixia tu cuchillo mi garganta.
La hora de matarme con el abrazo del musgo
en el relente de tu boca.




2 comentarios:

Leticia dijo...

Las palabras se siguen unas a otras y construyen un sentir.
Lo expreso por ti merodea el éxtasis con sensación de humedad de liquen. Un placer Ío.

Carmela dijo...

Y no existe su recorrido....
Hermoso, Ío.
Un beso y cariños.