cabecera
















¿Acaso en verdad se vive en la tierra?

No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.
Aunque sea jade, se rompe.
Aunque sea oro, se hiende,
y el plumaje de quetzal se quiebra.
No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.

Netzahualcóyotl de Texcoco




26 de octubre de 2014

La ambigüedad de lo desnudo




Ya veo que al ponerte la ropa
te la estás quitando.
Tienes una extraña manera de vestirte.
Enseñar el cuerpo y no tener frío
en invierno o en un poema
es como decirte a la cara
todas las heridas.





2 comentarios:

Ánima dijo...

Justo así, de esa manera...

Carmela dijo...

Una ambigüedad que se vuelve precisa y concisa.
Mis cariños, Ío.