cabecera
















¿Acaso en verdad se vive en la tierra?

No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.
Aunque sea jade, se rompe.
Aunque sea oro, se hiende,
y el plumaje de quetzal se quiebra.
No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.

Netzahualcóyotl de Texcoco




22 de noviembre de 2014

Poema



Quién me acompaña sin mirarme
hacia las sombras del olvido,
quién sin mirarme con sus ojos pálidos
detiene el beso en su memoria
y me da a cambio un beso
cuando el beso ya huyó
y en un rincón se besan nuestras pieles
detrás de cada muro.




No hay comentarios: