cabecera
















¿Acaso en verdad se vive en la tierra?

No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.
Aunque sea jade, se rompe.
Aunque sea oro, se hiende,
y el plumaje de quetzal se quiebra.
No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.

Netzahualcóyotl de Texcoco




12 de noviembre de 2014

Va a ser azul



Va a ser azul antes de que lo sea
y antes de que el azul se rompa
va a hacerse de hielo delante de sus pupilas

color mágico de ese del que se tiñen las carnes
de las piedras que lo son por cultivarse a oscuras
y aquí ha venido el humo, a qué vino el azul a ser
colina y a desprenderse de los cuerpos y de sus espaldas
porque iban a serlo, tan azules y tan pequeñitos

tampoco dados al sexo o a la iglesia
sino a quedarse a punto de coronar como los pájaros
una migración desde el pensamiento hasta
la cueva de la lejanía donde el azul sabe a hierro

y morder las luces de la entrepierna
¿donde hubo dios todo es agua ahora?
y comprendes cómo el azul palia, lo embellece
al soltar sus semillitas pretendiendo alejarse

de los que pertenecen a sus propios pies
y a sus lujurias, que así se dicen los artículos
y así se escriben y declaran los límites
de este azul que no deja de serlo
aunque lo sea.




No hay comentarios: