cabecera
















¿Acaso en verdad se vive en la tierra?

No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.
Aunque sea jade, se rompe.
Aunque sea oro, se hiende,
y el plumaje de quetzal se quiebra.
No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.

Netzahualcóyotl de Texcoco




28 de diciembre de 2014

Curvatura



Todavía detenido en la hospitalidad
del cuerpo hacia adentro
un sólo labio responde al testigo
de la más pura certeza encontrada
entre la mesura del supuesto límite
y la conclusión del fondo,
acentuado -como es costumbre-
con la punta herida de la lengua.





No hay comentarios: