cabecera
















¿Acaso en verdad se vive en la tierra?

No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.
Aunque sea jade, se rompe.
Aunque sea oro, se hiende,
y el plumaje de quetzal se quiebra.
No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.

Netzahualcóyotl de Texcoco




21 de diciembre de 2014

Lobos



¿Cuándo te comerán los lobos?,
di, y si tienes miedo lánzate
de cabeza al mismo día,
hasta aquel en que dejaste que nacieran.
Ninguna amenaza surte efecto en sus ojos
pero pensaste que sólo eran pasajeros
y ya tus muñecas lo sabían antes
sin decirte nada y sangrando
desde detrás de la puerta.
Miraste y te pareció absurdo
saberte escondida con los árboles,
allí con su dolor eras no tuya
sino de cada frío y de la noche
repitiendo su eco como si fuera un orgasmo,
el más hermoso, el más adentro, el amor
expansionándose a través de la niebla
de los dedos congelados en un mundo
fractal y de espirales bajo la almohada.

Pero los lobos tienen hambre a todas horas
y sus tripas son tu alimento, di por qué tantos pájaros
mueren vacíos, por qué de entre las cenizas
no se hallan nunca sus huesos.
Tú que viste el fondo lleno de sangre y agua
di por qué las palabras aúllan.
Di
cuando te devoran la boca los lobos.




No hay comentarios: