cabecera
















¿Acaso en verdad se vive en la tierra?

No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.
Aunque sea jade, se rompe.
Aunque sea oro, se hiende,
y el plumaje de quetzal se quiebra.
No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.

Netzahualcóyotl de Texcoco




27 de diciembre de 2014

Nunca es la hora



La suavidad con que te mira cada palabra
es la forma más hermosa de poema.
Mirarte así es callarme
y decirte tantas cosas.
Cuando llegue el invierno y la lluvia
atraviese el paralelo de tu sangre
mi paralelo ya habrá llorado
y seremos dos eclipses.
Nunca es la hora y no vi las estrellas
al caer al mar desde tu pelo,
nunca se me hace más tarde
si es tarde siempre y es pronto,
tan pronto que da miedo
asomarse a la boca del día
y ver que amanece
como si el sol no estuviera.




No hay comentarios: