cabecera
















¿Acaso en verdad se vive en la tierra?

No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.
Aunque sea jade, se rompe.
Aunque sea oro, se hiende,
y el plumaje de quetzal se quiebra.
No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.

Netzahualcóyotl de Texcoco




17 de diciembre de 2014

Perdurar



Perdurar
como si el suspiro creara
de la carne dos ojos
propensos a observarte
llorar de frío y verso
al nacer de la piedra
y del pájaro ausente.
Mantener el consuelo de los párpados
sin darle otra ilusión
ni el hecho de morir un día
dentro del agua fresca
de la distancia al médano
junto a la playa a oscuras
y la sequía de las voces.




No hay comentarios: